¡Regresamos con todo!


No crean que abandoné el barco. Mi silencio responde a algo más simple. Menos filosófico. Más mundano.
 ¡No doy abasto!
Pero volvemos con las pilas cargadas después de un verano intenso en el que casi no hubo tiempo ni para el vermuth.  Ni las olivas.
 Regresamos con todo. Incordiando. Sufriendo. Y riéndonos cuando nos dejan.
 El Canguro trabaja a contrarreloj en la próxima entrega. Seguiremos   mostrando el desquiciante mundo que nos rodea. Intentando comprender. Riéndonos incluso del mal tiempo.
 Siempre con filosofía.

Lo siento.  Hoy me retiro antes. Soy un canguro ocupado.
Los dejo con una cita, muy actual, del magnifico poeta californiano Robert Lee Frost:
“Un banco es un lugar en el que le prestan a usted un paraguas cuando hace buen tiempo y se lo piden cuando empieza a llover”.
Hace fresco. Me largo con mi sopa de pollo, mi manta…y mi vermuth. Of course. 
¡Salut!

Comentarios

Entradas populares