Big data y el consumidor: empieza una nueva era

Hola chicos. Ya sé que estamos en plenas fiestas pero tengo que comunicarles varias cosas.
El Canguro ha estado abandonado pero he estado pensando mucho todo este tiempo y he tomado varias decisiones. Las enumero y desgloso si es necesario:
·         Se acabaron los ladrillos. Esos textos largos y sesudos que solo interesan al que los escribe o a cuatro pirados que me siguen (los quiero my Little Monsters). De ahora en adelante habrá lectura ligera, con reflexión pero sin amargar el desayuno de nadie.
·         A lo largo de este tiempo, hemos tocado varios temas, desde el universo hasta la economía, pasando por la ciencia, la moral, etc. Eso se acabó también.
·         Entro en una nueva fase en la que estoy enfrascado en una nueva investigación que requerirá tiempo y esfuerzo y que a su vez, espero, abrirá nuevas líneas de investigación.
De aquí en adelante, estaré investigando sobre el big data, la economía, los consumidores y la ética. Todo con un toque filosófico pero teniendo en cuenta lo que vale la información en esta nueva economía del conocimiento. No puedo adelantar mucho más sobre la investigación que estoy desarrollando (hasta que no publique y defienda mi trabajo no puedo adelantar nada por acá por cuestiones de plagio, etc.) pero les daré varias pistas: aprovecharé este blog para ir recopilando información. Desde reseñas de libros interesantes hasta recortes periodísticos. Me interesa mucho este tema ya que, después de la propiedad intelectual, la privacidad es otro de los grandes temas que ocupará el debate público de los próximos años, y creo que es el gran desafío al que se enfrentan las nuevas tecnologías en esta nueva economía  del conocimiento. Además de que es un tema que nos afecta en nuestra vida cotidiana. En nuestra pequeña vida de consumidores.
Fuente: http://blog.talentcircles.com/2013/01/how-to-harness-power-of-big-data-in-hr.html

 Espero su colaboración y comentarios. Ante todo, quiero hablar de economía pero también de ética y de cómo somos como consumidores. Espero que sea de su interés y que me puedan aportar herramientas para entender este nuevo mundo que estamos viviendo que es interesantísimo, complicadísimo y dificilísimo (¿será por eso que es hermoso?)
Y ahora vuelvo a mi vermuth y a mi pan dulce que está buenísimo. Todavía quedan fiestas por pasar pero todo es más ameno con un buen libro bajo el brazo, un poco de insomnio y dos almohadas para que no se te doble cuello.
Hoy no me apetece regalarle a Google mi historial de navegación.
 Me meto a la cama. Borro mis cookies y me que quedo dormido al instante.
El milagro del vermuth.
Los extraño. Espero estar mucho más por acá. No se olviden de mí. ¡Felices fiestas!




Comentarios

Entradas populares