La señora, el ex presidente y el pibe: racionalidad en la oferta y demanda de promesas electorales (2)

Segunda entrega del Canguro, especial elecciones. Seguimos con el resto de candidatos y unas reflexiones finales. Disfruten.

Si no leíste la primera parte, aquí la encontrarás: 

El oficialista, el empresario y el disidente: racionalidad en la oferta y demanda de promesas en el mercado electoral (1)

La señora del grupo

Página web  

La verdad que esta web es distinta a las demás. Tiene un toque un poco retro que recuerda a algunos afiches de campaña de los radicales de la década de los ochenta. O por lo menos a eso me hizo recordar. Las propuestas se llaman “compromisos” y hay que bucear un poco para encontrar lo que buscamos. Veamos.

Corrupción

Bajo el epígrafe de “Compromiso progresista por la justicia y la transparencia” hasta ahora es el  apartado más largo, concreto y desarrollado de todos los que hemos leído. A las propuestas de reforma del sistema judicial que ya proponen otros candidatos también se pone el énfasis en la transparencia. De especial interés para el ciudadano es saber a quién se les da subsidios (por lo menos para chusmear a donde está yendo nuestro dinero). Impulsar una ley de acceso a la información pública es otra de sus propuestas, este punto me parece especialmente interesante. ¿No contaba Argentina con una ley? Eso pensaba yo. Pero parece que somos menos serios de lo que pensábamos[1]. Este asunto es de vital importancia para luchar contra la corrupción.  Sigamos.

Inseguridad

Es muy loco que no haya encontrado ningún apartado que haga una manifestación explicita en torno al tema de seguridad o inseguridad ciudadana. Busqué y busqué. Espero estar equivocándome y que alguien me saque de este error. En cualquier caso, si hay que buscar tampoco funciona. Las cosas tienen que ser fáciles para el lector y evidentemente no logro encontrar propuestas que intenten solucionar la inseguridad. Hay quien podría alegar que arreglando la corrupción y la justicia mejorará la seguridad pero no nos lo explican ni queda claro de qué forma se haría.  Tampoco hay referencias dentro de los apartados de juventud o niñez. Tampoco cuando se habla de derechos humanos: solo encontramos una referencia a proteger la seguridad de los testigos de delitos. El resto de veces, la palabra seguridad aparece al lado de “social”. Insisto. Espero estar en un error y que alguien me saque de ello. En ese caso, rectificaré.  De momento, solo puedo pensar que para esta candidata no es una prioridad.
Vale. Rectificación a medias. Hay un apartado que se llama “Ideas”. Debo decir en mi defensa que la página es caótica. Aquí sí se habla de inseguridad con algunas medidas concretas como reforma policial. Hay medidas concretas para evitar la corrupción de las fuerzas de seguridad que pasan por más control. Promete también subidas de sueldos y capacitación (Idea 52). También bajo otro apartado encontramos la lucha contra el narcotráfico donde se la vincula a la corrupción. No solo se propone combatirla con más control y medios sino evitando vínculos entre mafias y gobiernos. Se vincula también el narco (Idea 51) al financiamiento de la política. ¿Cómo va a lograr luchar contra ello? Como objetivo está genial, hasta ahora es la única candidata que hace este vínculo y se propone luchar contra él. Magnifico. Pero ¿cómo se propone lograrlo? ¿Nueva ley de financiamiento de partidos? ¿Es suficiente con eso? Por último, la idea 53 propone mayor control de la tenencia de armas, algo que ya ha apuntado algún otro candidato. Bien.

Inflación

Me pasa algo parecido. Y ahora me doy cuenta. Sus propuestas o “compromisos” son en un 90% sociales. Está muy bien. Hay una política para la juventud, los niños, los jubilados, los dependientes. Se habla de educación, de derechos humanos. Es decir, hablamos de gasto. Nos parece muy bien que se gaste en la gente. O que se prometa gastar en la gente pero falta un poco más de explicación de política económica. Macroeconomía. Alguna “blableta” sobre lo importante que es la industria nacional, las inversiones y, también la maldita inflación y por qué es tan importante derrotarla. Es verdad que la lucha contra la inseguridad y la inflación puede sonar más a políticas de derecha. Pero, aun los progresistas, deben pensar en esas cuestiones sino quieren terminar echados por el enojo del pueblo.
Ok. Otra vez toca rectificar. Hay que entrar en las “Ideas”. La idea 49 se propone bajar la inflación mejorando el INDEC, regulando monopolios y oliogopolios (¿no podría ser terminando con ellos?). Dice que no va a usar el tipo de cambio como ancla antiinflacionaria, o sea, que promete no volver al 1 a 1. Tampoco subirá las tasas de interés. Que me explique un poco más como hará para bajar la inflación sin matar la economía. Por sus propuestas, muy sensatas algunas, no me queda claro cómo lo hará. 

El ex presidente

Página web

Evidentemente este sitio es el más austero de los vistos hasta ahora (y estoy siendo generoso). Digamos que es la menos bonita de todas las webs visitadas hasta el momento aunque eso no es lo verdaderamente importante sino que la misma es completamente ineficiente. Entro en el sitio. Voy a “Propuestas” convencido de que allí encontraré el programa electoral dividido en diferentes temas.
 Es lo mínimo que le pido a un candidato. Que me lo ponga fácil. Que no tenga que adivinar donde está la información. Que no tenga que perder más de dos minutos (¡2 largos minutos en Internet es mucho tiempo!) en llegar a la información que quiero. ¿Y qué quiero? Descubrir sus propuestas en los tres temas analizados.  
Debo decir que no se cumplen estos mínimos objetivos. Las propuestas son frases escasamente trabajadas. Sin ninguna relación unas con otras. De casualidad descubro que hay una flechita. Vale. Seguro que si cliqueo ahí descubriré el maná de donde fluyen todas las propuestas. Seguro. Seguro.
 Pero no. Paso a la siguiente propuesta. En total no más de diez (¡y estoy siendo generoso!). Quiero equivocarme. Que alguien me saque de mi error. Seguro que hay una llave secreta y virtual a un mundo maravilloso de propuestas perfectamente tangibles, concretas, sustentables. Vamos al grano.

Corrupción

Para el lector buscador de información en una página web, siempre es una buena noticia que haya una lupa para buscar palabras clave. Esto siempre nos salva de sitios mal estructurados y en donde los datos pueden estar presentes pero no ser visibles para el lector. En materia de corrupción, el Canguro pegó un salto estratosférico hacia dicha lupa en busca de una luz, un camino. Lo que sea. Si la lupa funciona y está en sus cabales la palabra corrupción está ausente en dicha página. También lo están otras relacionadas como transparencia, función pública, funcionarios, etc. Ok. Me rindo. No hay ninguna propuesta para combatir la corrupción por lo que supongo que para este candidato no es un problema. Pasemos a la siguiente cuestión.

Inseguridad

Esta es una única página web que en vez de hablar del futuro habla constantemente del pasado. Toda la información está referencia a su gestión en la provincia de San Luis. Está bien hacer un poco de autobombo sobre tus logros pasados pero una propuesta es una propuesta. No necesito que me hagas propaganda sobre la maravillosa gestión de la provincia de San Luis, necesito saber cómo corno vas a ser para solucionar una de las principales preocupaciones de los argentinos. A priori, no hay información. La lupita me tira algo. Apenas migajas. Habla de “seguridad y estabilidad jurídica y económica”. Genial, me digo: ahora me contará qué hará para lograr eso en Argentina. Mi gozo en un pozo. Más autobombo sobre su gestión en San Luis y a otra cosa. A ver. Último intento. Busco en la lupita “Narcotrafico. Vale, no hay nada. Busco Narco. Ok. Vacío. Busco drogas. Nada de nada. Estoy en un fucking agujero negro electoral. Todo lo que pongo se lo traga este maravilloso universo virtual. Mejor cambio de tema.

Inflación

La lupa es mi mejor amiga aunque las amigas muchas veces no sirven para nada. Acabo aterrizando en una cita a otro periódico en el que nuestro candidato postula que hay que exportar más para vencer la inflación. Hermoso por lo simple. Por lo menos si vas a decir algo de Perogrullo que sea corto. Me doy por vencido. No puedo. Las pocas propuestas que aparecen tienen que ver con crear un 1 millon de empleos el año que viene. Dice que sí se puede pero no nos cuenta cómo lo va a hacer. Luego promete más colegios doble escolaridad. Viviendas sociales. Etc. Programa social y gasto. Muy bien. Cómo lo va a pagar, no lo sabemos. ¿Subirá impuestos? A lo mejor. No ha prometido lo contrario. ¿Puede la subida de impuestos generar más inflación? Podría.
Cierro este apartado con mi frase favorita. “Estas son apenas algunas ideas de las cientos que tenemos para unir y transformar nuestro país”. ¡Bravo! Voy a llorar de emoción. O sea que el tío me quiere dar una sorpresa. Ya me enteraré cuando gobierne cuáles son sus “cientos de ideas”. Creo que al final el redactor se cansó y dijo. “Masi”

El pibe del grupo

Página web[2]

Buena paleta de colores. No es una página excesivamente compleja ni peca de austeridad. Me voy a “Propuestas” y ahí empieza mi desengaño. ¡Solo hay diez! Y no están desarrolladas. A lo máximo que podemos apelar es a un documento en Scribdt en el que debo loguearme para bajarme el documento. Como no tengo ganas de suscribirme prefiero dejarme los ojos en la pantalla.
 En cualquier caso, parece que es posible cambiar el país en 11 páginas. Veamos qué podemos hacer con la información disponible. Como dato, debo decir que encuentro varias cuestiones que comentar. Hay errores de ortografía. Se abusa de los signos de exclamación (los cuales solo aparecen al final de la frase). Abuso de negritas y demasiados eslóganes.

Corrupción

Para ser una plataforma de izquierda (¿anti capitalista?), es raro que no haya referencias explícitas a la corrupción. Se habla de deuda ilegitima. De fondos buitres. De candidatos que son hijos políticos de Menem pero no hay propuestas concretas. En este sentido, el sitio es más un reducto de descarga y enojo más que una verdadera lista de propuestas. Solo encontramos un buen desarrollo sobre el tema cuando nos vamos al apartado de Inseguridad. Se busca luchar contra las mafias y los delitos cometidos por policías en connivencia con el poder judicial. Tampoco se aprecia cómo se va a acabar con la corrupción en las fuerzas de seguridad. ¿Se les va subir los sueldos? ¿Se les va a controlar más? Se propone una Comisión investigadora independiente que persiga “el gran delito”. ¿Cómo se elegirán a los miembros de esa Comisión? No hay detalles.

Inseguridad

Se busca terminar con el gatillo fácil y los abusos policiales. No se habla de nada más. Están en contra de que haya más vigilancia en las calles. Quieren a los policías lejos de los barrios pobres. ¿Piensa que los policías no deben vigilar el delito en los barrios pobres? ¿Quién protege a los pobres? No hay respuesta. Se propone acabar con la pobreza para evitar que caigan en el delito. Aunque es un vínculo evidente muchas veces, es el único candidato que lo dice explícitamente. Hay que acabar con la pobreza para que mejore la seguridad ciudadana.

Inflación

Otro tema tabú en esta candidatura. No se habla de precios. Con lo fácil que sería decir que la inflación genera pobreza y que la pobreza puede generar violencia. Quedás como progre y todos contentos.  No cuesta nada y matás dos pájaros de un tiro. No sé si es adrede o no pero para muchos políticos de izquierda hablar de inflación es de “fachos” mientras que hablar de empleo, de derechos de los trabajadores es de “zurdos”. Sea por lo que fuere no parece ser un problema la inflación  para esta candidatura.
Aunque no me aguanto tengo que destacar algunas medidas que propone que son loquísimas. Esto es más que una Carta a los Reyes Magos. Es magia pura. Pirotecnia de la buena. Mi favorita: “Prohibir el despido” ¿Te imaginás un mundo así? Uf… ¡estoy viendo arco iris y unicornios por todas partes!  Eso sumado a que quiere que “todo funcionario público gane como un docente" puede hacer que le cierren los números. Igualamos para abajo porque igual va a ver mucha gente inútil a la que no vamos a poder despedir por lo que más vale que no gane como un diputado. Perdonen. Soy progresista y quiero la igualdad de oportunidades de los ciudadanos pero no puedo tomar en serio estas propuestas. No me extraña que no haya explicación o relato posible. ¿Quién paga? Porque encima quiere eliminar el impuesto al salario. Magnifico.
A veces me cabrea la falta de reflexión y argumentación de parte de la izquierda. ¡Lo podrían hacer mejor! Y se empeñan en no pensar de manera real sobre los problemas de la gente. Después nos quejamos porque vienen los austeros, los liberales, o los que sean. Pero es que los ponés a discutir y la izquierda goza de una pereza intelectual que me enerva más de la cuenta.

Reflexiones finales antes de tomarme el vermuth

No seamos ingenuos. Estaba claro que no pensaba encontrar la verdad en estas propuestas. Después de todo, hay seis candidatos que quieren alcanzar el poder y no lo harán diciendo la verdad sino diciendo lo que creen que su electorado quiere oír. Todo este asunto me hace pensar muchas cosas. Por un lado, lo que ya suponíamos: los votantes no quieren leer programas electorales sino que alguien les solucione sus problemas más inmediatos pero al mismo tiempo eligen al candidato por otras oscuras razones.  
Maquiavelo fue uno de los primeros pensadores en plantear que los gobernantes no deben ser moralmente perfectos. De alguna manera, plantea que ellos deben ser medidos por una vara distinta de moralidad. Habla de virtú, una cualidad, diría yo,  más para mantenerse en el poder que en ser un buen gobernante.
La virtud del próximo presidente parece que pasa más por cometer los menos errores posibles para alcanzar el poder. Es por eso que un programa electoral coherente con las demandas de los ciudadanos es inútil desde el punto de vista de la práctica política de los países.
Mirando hacia atrás parece que el poder ha tenido grandes teóricos de relevancia (por citar a los más conocidos, Maquiavelo, Tomás Moro, Erasmo de Rotterdam). Cada uno en su línea pretendía educar al gobernante en el mantenimiento del poder. ¿Sería deseable unos filósofos que se encargaran de la educación del pueblo a la hora de votar?, un manual a la manera de Maquiavelo con máximas para impedir que los gobernantes se conviertan en tiranos? ¿Un compendio que nos enseñe a engañar al gobernante en nuestro propio beneficio? Ok. Estoy divagando. Es un recurso que utilizo mucho cuando no me convence lo que veo.
Pero parece mentira.
En esta nueva era en la que las redes sociales y el big data ofrece a los políticos (y a las empresas) la posibilidad de acercarse a los votantes de forma más fácil parece que nada de ello está sucediendo. Los políticos —a diferencia de las empresas— parecen no necesitar el big data para conocer las motivaciones de sus votantes. Les da igual. Lo que los políticos necesitan es alcanzar el poder y una vez alcanzado, luchar para mantenerlo. Para ello, no necesitan encuestas de opinión pública ni data scientists.
No pretendo ser pesimista ni caer en las apetecibles aguas del cinismo y la ironía. Desde mi solitario lugar de canguro filósofo sigo teniendo viejos e ingenuos anhelos. Lo admito. Pensaba desearles suerte a todos los candidatos pero prefiero desearle suerte a todos los argentinos. Espero que —a pesar de la política—sea posible el progreso y el desarrollo del país.
Y si no es así, que por lo menos haya para unas buenas aceitunas y un vermuth de grifo. ¡Salut!



[1] Solo hay un decreto firmado por Kirchner en el año 2003. http://infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/90000-94999/90763/norma.htm
[2] Fuente: http://www.xn--nicolasdelcao-tkb.com.ar/por-que-votarnos/

Comentarios

Entradas populares